Una de las preguntas más frecuentes a la hora de solicitar Patentes o carteras de Patentes es saber cómo medir su valor.

En el ámbito empresarial, se diferencian tres métodos para calcular el valor monetario de una patente:

  1. Método de coste: Se basa en los coses que serían necesarios para desarrollar y patentar una invención similar, ya sea dentro de la misma empresa o externamente.
  2. Método de mercado: Valora a las patentes mediante su comparación con los precios alcanzados en operaciones recientes comparables.
  3. Método de ingresos: Tasan el valor de las patentes según los ingresos potenciales que se podrían derivar de ellas. Calculan el valor actual de la patente sobre la base de una estimación de los ingresos futuros (menos los intereses).

Los tres métodos presentan ventajas e inconvenientes, y debe decidirse caso por caso cuál es el más adecuado.

El método que prefieren la mayoría de las empresas para tasar el valor de sus patentes es el método de los ingresos.

Fuente: OEPM